La estructura organizacional bajo la cual operan actualmente en el Organismo ha evolucionado y se ha ido ajustando de acuerdo con las necesidades de funcionamiento, así como al criterio de los funcionarios para desempeñar de la manera más adecuada sus actividades.

La estructura organizacional y funcional responde básicamente a aspectos operativos, más que a un estudio formal y una reestructuración basada en análisis de puestos y de funciones, que busque el mejor aprovechamiento de los recursos con un desempeño eficiente que se refleje en la prestación de los servicios, respetando las normas organizacionales y de delimitación de funciones y responsabilidades.

Con esto no se quiere decir que no haya elementos de fortaleza institucional y de desempeño eficiente de la organización, sino que puede presentarse una mejor distribución de funciones de acuerdo con la naturaleza de cada área y, además delimitarse las áreas de apoyo, sustantivas y las de staff.

También debe considerarse que dentro de la Subdirección de Administración y Finanzas se encuentran concentradas áreas sustantivas, de apoyo y staff (Comercial, Administración y Finanzas y Sistemas respectivamente), que funcional y normativamente no es lo más conveniente, puesto que la administración de recursos, tanto de entradas como salidas y su control se concentran en una sola área.

Además, la naturaleza de las funciones que cada una de las áreas tiene es muy diversa, por lo tanto debe considerarse una reestructuración formal a fin de eficientar los procesos y el desempeño de las funciones